MaBiBa - Estrategia Digital

Evolución del Usuario digital

La fuerte penetración desde sus comienzos a la fecha de internet nos muestra también que ha contribuido fuertemente a la mejora tanto en las comunicaciones y sus formas, así como también en el acceso a la información, cada vez más abundante y creciendo exponencialmente hasta llegar al punto de resultar de alguna manera “tóxico”, siendo en la actualidad la consecuencia de eso considerar que estamos en una era de infoxicación.

Esta historia de la “red de redes” la podemos ver también representada analizando la evolución del usuario digital en diversas instancias que lo han vinculado a internet mostrando su desarrollo. Resulta de vital importancia para las marcas entender y conocer sobre esta evolución y las características que tienen sus clientes actuales y potenciales a la hora de pensar en un plan de acción (marketing más precisamente) dirigido hacia ellos. Entonces, en el análisis a continuación partiremos de un concepto de tipo de usuarios a los que nos referiremos como “usuario 1.0” y “usuario 2.0” haciendo alusión al “antes” y “después” respectivamente:

Navegadores: en sus comienzos solamente utilizaba Netscape y luego IE (Internet Explorer), mientras que en la actualidad existen una variedad de navegadores siendo los más reconocidos Google Chrome, Mozilla Firefox, Opera y Safari.

Dispositivos: como es sabido desde sus comienzos la única alternativa resultaba ser la PC (Personal Computer por sus siglas en inglés) mientras que en la actualidad son cada vez más los medios a través de los cuáles se puede navegar pasando por Notebooks, Netbooks, Tablets, Smartphones, Smart TVs, Consolas de videojuegos y hasta las consideradas Phablets (por el mix entre una tablet y un smartphone).

Conectividad: el usuario 1.0 lo se conectaba por módem, mientras que en la actualidad a esto se suman GPRS, ADSL, Cable, Wi-Fi, etc.

Información: las páginas web resultaban más novedosas por ser algo nuevo y no abundar que por su contenido en sí mismas. Para el usuario 2.0 la diferencia y sus exigencias son notables: no sólo busca contenido de calidad y que satisfaga las búsquedas en tiempo y forma, sino que también demanda interacción e influencia directa o indirecta en la generación de contenidos de la página que navega.

Generación de Contenidos: en línea con la “información” mencionada en el punto anterior, como comentamos, es el usuario en la actualidad un productor natural de contenidos de todo tipo, tanto para uso personal como para las marcas con las que interactúe ya que cuenta con amplia variedad de canales como ser redes sociales, blogs, etc. Cabe destacar el gran contraste en este punto respecto a los comienzos de internet donde el rol del usuario resultaba de pasividad 100%.

Interacción: para el usuario y las marcas se establece un canal de comunicación permanentemente interactivo, resultando los me dios digitales herramientas poderosas para conocer más a su audiencia y consecuentemente definir los caminos adecuados para fidelizarlos entre otras cuestiones. Recordamos que para el usuario 1.0 la interacción se simplificaba a algunas compras online, envíos de emails y conseguir cierta información (no abundante, por cierto).

Como conclusión de este análisis evolutivo de internet y vinculándolo con el marketing digital, vemos como por haber crecido en líneas generales en el acceso a la información y la facilidad de viralización de la misma, el consumidor/usuario es quien tiene el poder a la hora de la toma de decisiones y elecciones sobre tal o cual marca, producto o institución por lo que resulta clave entender esto a la hora de la definición, desarrollo y ejecución de una estrategia de marketing digital.

Este poder del consumidor al que hacemos referencia, queda cada vez más evidenciado con los denominados “nativos digitales” que comprenden las conocidas Generación Y (también conocidos como Millenials, nacidos entre 1980 y 2000) y Generación Z (denominados Generación Internet, nacidos a partir de 2000). Es a este público donde se dirigen y “atacan” la mayoría de marcas, instituciones deportivas, clubes y empresas vinculadas al deporte en general con el fin de tenerlos como clientes y fidelizarlos consecuentemente.


Evolución del Usuario digital